La mejor ciencia de ficción

Son cada vez más los rumores y las noticias que llegan sobre la nueva entrega de Star Wars, la 7, o de la secuela de Blade Runner, y aprovechamos esta ocasión para hablar de este infravalorado y extraordinario género.

encuentros_en_la_tercera_fase_1En gran parte debemos el nacimiento de este género, obviando por supuesto la Metróplis de Fritz Lang y a Kubrick con 2001 Una Odisea Del Espacio(la primera de este tipo) o el clásico de Schaffner Planeta de los Simios, a Steven Spielberg gracias a películas que estrictamente no pertenecen a este género pero que abrieron las puertas de este. Entre estas están las inmortales ET y la gran obra maestra Encuentros en la tercera fase. Esta última es sin duda la más realista y certera aproximación a la teoría extraterrestre en el cine. Una recopilación de experiencias reales juntadas con mano maestra con un ritmo y originalidad únicos hasta la fecha.

Pero el mayor exponente de este género hasta la fecha llegó ese mismo año con la primera entrega de Star Wars, que abrió paso a una de las mejores y más exitosas sagas de la historia.

Se trata de la clásica historia contada de un modo innovador y arriesgado. La apuesta por la imaginación de George Lucas permitió dar paso a nuevos mundos, que siguen proliferando en numerosas sagas a día de hoy.

descarga (8)

Ridley Scott fue quién afianzó el género a través de dos obras maestras, Alien y Blade Runner.

La primera tiene una importante carga de terror, ya que algo bueno de este género es la mezcolanza de diferentes tipos de cine que permite hacer. Esta fórmula la repetiría Carpenter con su genial versión de LA Cosa, o Mctiernan con Predator.

La ambientación irrepetible, la oscuridad y el trato de la tenebrosidad del espacio fue una visión pionera, así como el nacimiento de la criatura más espeluznante del cine.

Blade Runner a su vez es una película que se tomaría como tipo dentro del género, ya que pese a que tal vez no sea la mejor película dentro de la ciencia ficción si sería una visión original y pionera.

Directores como James Cameron con sus adrenalíticas Terminator 1 y 2, Zemeckys y su Regreso al Futuro, la gamberra Men in Black de Sonnenfield, Terry Gilliam con su genial y loca 12 monos, fueron quienes continuaron en medios de películas de medio pelo, con la tradición de exitosas e importantes producciones cinematográficas.descarga (1) (1)

Más recientemente son estos mismos quienes mejor resultado tienen con este género, ya que Spielberg ha repetido con la ingeniosa Minority Report , la interesante Inteligencia artificial o la nueva versión de La guerra de los Mundos, o a su vez Cameron con Avatar.

Pero pese a lo restringido de los directores de éxito en el género, han surgido con fuerza los nombres de dignos sucesores, como Duncan Jones (Moon, Código fuente) Blomkamp (District 9, Elysum) Proyas (Yo, Robot) Andrew Nicoll (Gattaca, In Time)y Wachowsky Brothers (Matrix).

No se puede terminar sin incluir verdaderos ejercicios de innovación y originalidad como el de Christopher Nolan y Origen, la más emocionante, desconcertante y apasionante película del género en años.origen-inception-nolan-peliculaJosé M Mtnez Reixa

Anuncios

Repaso a la cartelera

Destacar entre los estrenos de estas últimas semanas dos películas cómicas (This is the End y Kick Ass 2), dos películas de terror (Tú Eres el Siguiente y The Conjuring ) y un drama del director de la genial Blue Valentine (Cruce de Caminos).

Cruce de Caminos, cuenta con un reparto excepcional (Ryan Goslin y Bradley Cooper). Como es habitual en el director Derek Cianfrance, la película es elegante y aporta un cúmulo de diferentes sensaciones y experiencias humanas.cruce de caminos

Tú eres el siguiente, es una hábil vuelta de tuerca al género Slasher. Es entretenida y tensa, lo mínimo que se puede esperar de la bautizada como la nueva ¨Scream¨.images (1) (5)

This is the End, o Juerga hasta el fín, como se llama en España, es un entretenimiento extremadamente cómico, eficaz, sano y recomendable. Su extraordinario reparto interpretándose a sí mismo y parodiando el mundo de Hollywood no tiene precio.

Kick Ass 2 es una dignísima secuela de la aclamada primera parte. Los que queríamos que el futuro de la saga estuviera asegurado podemos respirar tranquilos. La película hace gracia de verdad, el encanto de Chloe Moretz en innegable y la violencia satisfará a los inconformistas.

The Conjuring, del director James Wan, director a su vez de Insidious 1 y 2 y Saw, se confirma como el maestro del cine de terror reciente con una implacable película que fríe los nervios sin recurrir a trucos baratos. Por supuesto si se ve a plena luz del día, la puede soportar cualquiera, pero si no se hace trampa y se ve por la noche en la oscuridad, no creo que exista nadie que no se inquiete.

conjuring

Jobs, el esperado Biopic de la vida del funadaor de Apple, Steve Jobs, merece la pena ser visto y resulta simpático pero claramente flojo, superficial y conservador (comparada por ejemplo con la aclamada La Red Social, dirigida por David Fincher, acerca del fundador de Facebook)respecto de la historia o la película que podría haber resultado de un personaje como Steve Jobs, encarnado por Ashton Kutcher que pese a no hacer un mal trabajo, no aporta la calidad necesaria para considerar a JOBS una película de alto nivel.

images (16)

José Mª Mtnz Reixa

LOS HERMANOS MARX: La inmortalidad de su humor anarquista

hermanos marx bros

Para escribir sobre ellos hay que adoptar una postura reverencial puesto que estamos ante un mito imperecedero, frente a la inmortalidad de un humor anarquista y revolucionario que jamás ha sido igualado. Para mí, los hermanos Marx son el paradigma del screwball y, sobretodo, del slapstick en el cine. La escena del camarote del barco en “Una noche en la ópera” (diminuto camarote que se va llenando personajes y objetos, incluso unos encima de otros hasta reventar: los cuatro protagonistas y el enorme baúl en el que se han colado con polizones, un fontanero, la camarera que va a preparar la cama, una joven que va buscando a su tía y varios camareros con bandejas llenas de comida) es la quintaesencia del absurdo, alegre e ilógico slapstick que caracteriza las acciones de estos enloquecidos actores. Si a ello unimos el lenguaje por ellos utilizado (incluidos los sonidos guturales producidos por el claxon del automóvil con que se expresa Harpo, siempre mudo) que es típicamente screwball y destructivo, vemos que los célebres hermanos Marx alcanzaron la cima cinematográfica de humor sin génesis, puramente marxiano, concebido de manera original esta vez más que genial. Este lenguaje con sus continuos gags verbales, la manera atropellada en incontinente de hablar de Groucho y el fingido acento italoamericano de Chico, es difícilmente traducible, por lo que el cine doblado de los hermanos Marx pierden la mitad de su eficacia.

Los Hermanos Marx fueron originalmente cinco: Julius,(Groucho como nombre artístico), Adolf (Harpo) Leonard (Chico) Milton (Gumo) y Herbert (Zeppo). Los tres primeros eran cómicos, los dos últimos, los “serios” en los papeles de cualquier show de la familia, que se iniciaron en el Vaudeville característico de la segunda década del siglo XX, recorriendo pueblos y ciudades de los Estados Unidos sin parar. Pero ya, durante los Felices Años 20, los Hermanos, reducidos a cuatro por el abandono de Gummo, eran claramente famosos en Broadway. (Zeppo, el otro “serio” abandonaría también tras la película “Sopa de Ganso”). Era vox populi entre los que conocieron de siempre a la familia Marx que los Hermanos no tuvieron nunca que “crear” sus personajes para el teatro o el cine, puesto que “ya eran así” antes de dedicarse al espectáculo. Es decir, era una familia screwball. Familia judía y pobre, aunque, como Groucho proclamó, “como no lo sabíamos, éramos felices”.

groucho-marx

Groucho Marx, la leyenda

Groucho se caracteriza por su bigote postizo (ancho y pintado), caminar rígido y encorvado, habla sin cesar, casi siempre con doble sentido y siempre elaborando planes utópicos. Su vestimenta, bastante formal, contrasta con la de sus hermanos, Harpo y Chico, informal y algo extravagante. Chico aparenta ser serio pero no lo es; su imitación del acento típico de un inmigrante italiano es insuperable. Harpo hace de mudo, pero se expresa muy bien, a través de sus silbidos y bocinazos, especialmente cuando manifiesta alegría, sorpresa o quiere avisar a los otros de algún peligro. La utilización del claxon es simplemente genial. Por lo demás, colecciona objetos inverosímiles que guarda en sus amplísimos bolsillos. Los tres persiguen cualquier falda que se les ponga por delante, pero siempre muestran un erotismo limpio. (Aparte menciono los “amores” de Groucho por Margaret Dumont). La relación entre Chico y Harpo es amistosa, casi fraternal: cuando se encuentran, entre silbidos y abrazos, intercambian regalos que han guardado para el otro (En “Una noche en la Ópera” se intercambian salchichones!). Ambos son antagonistas de Groucho, al que siempre meten en líos. Sus personajes son siempre los mismos: Harpo representa la bondad e ingenuidad, aunque a veces se le ven algunas intenciones malvadas que hace brillar sus ojos; Chico es la pillería que en América se le supone a los italianos. Groucho es la inteligencia aplicada a diversos personajes: un veterinario, el dictador de un país imaginario, un aspirante a manager de un cantante de ópera, etc. Por lo demás, nos encontramos con la sorpresa de que Harpo es un buen artista y Chico un buen pianista. ¡Qué familia!

El bueno de Harpo

El bueno de Harpo

Groucho hace el amor, fingido o real, a Margaret Dumont en hasta siete películas. Ella, alta, robusta, matrona, no exenta de belleza, representa normalmente a una dama cargada de millones, que Groucho desea conseguir. En sus películas con los Hermanos Marx, la DUmont representa la dignidad, el equilibrio y la “normalidad” frente al enloquecimiento de aquellos. Su credibilidad ante las reiteradas declaraciones de amor de Groucho es entrañable; nunca pierde la fe en este embaucador. En el paraíso cinematográfico de los Hermanos, Margaret Dumont ocupa un sitio privilegiado.

Dos grandes éxitos en Broadway dieron lugar a las primeras películas de los Hermanos Marx en Hollywwod: The Coconuts (Los cuatro cocos, 1929) y Animal Crackens (El conflicto de los Marx, 1930). Después llegaron: Monkey Bussiness (Pistoleros de aguadulce, 1931), Horse feathers (Plumas de caballo, 1932) y Duck Soup (Sopa de ganso, 1933), todas ellas en la Paramount. Esta última es la comedia más delirante de los Hermanos y la favorita de la mayor parte de la crítica; también de Groucho, que la considera la más loca de cuantas filmaron. En ella, Groucho es el inepto presidente de una república bananera, sostenido por la millonaria Margaret Dumont, en guerra con un país vecino; Harpo y Chico son dos desopilantes agentes dobles secretos. Pero Sopa de ganso fue un fracaso de taquilla y la Paramount dejó caer a los Hermanos.

Harpo, el gamberro

Chico, el gamberro

Afortunadamente, el gran productor de la MGM, Irving Thalbert, los acogió e incluso potenció sus películas introduciendo una historia paralela a la comedia romántica con otros personajes, anormales por supuesto, que contrastaban con el slapstick de los Hermanos y daban al espectador “algo más”. Así, filmaron A night at the opera (Una noche en la ópera, 1935), At the races (Un día en las carreras, 1937), At the circus (Una tarde en el circo, 1939), Go West (Los Hermanos Marx en el Oeste, 1940) y The Big Store (Tienda de locos,1941). A partir de aquí, los Hermanos se separaron y cada uno fue por su lado. Regresaron al cine juntos, sin pena ni gloria, en 1946 con A night in Casablanca (Una noche en Casablanca). Coincidía esto con el fin de ciclo de las comedias screwball. En todo caso nos quedan todas las demás. Podemos imaginar la que organizan estos locos en un teatro de ópera, en el circo, en unos grandes almacenes o enfrentados al wild west. ¡Una auténtica locura!

Para mí, Una noche en la ópera es la favorita. Es tan delirante como Sopa de ganso y tiene momentos antológicos inolvidables: aparte de la hilarante escena del camarote, ya mencionada, recomiendo disfrutar con las siguientes: la discusión entre Groucho y Chico de un presunto contrato de un cantante de ópera, los destrozos que causan los Hermanos en la representación de “Il trovatore”, la suplantación de los tres pilotos interoceánicos a su llegada a Nueva York, los engaños a la policía cambiando muebles en la habitación del hotel y muchos momentos más que hacen inolvidable esta genial película.

Pasen señores, pasen y disfruten de estos genios. Yo sólo he disfrutado, y sigo disfrutando, tanto viendo cine, con John Wayne y el western. Pero eso es otra historia, como diría Kipling.

E.P.A

Curiosidades: péliculas y actores con récords en…

1. La escena más repetida

Escena de "La carreta fantasma"

Escena de “La carreta fantasma”, inspiración de Kubrik

resplandorqv4

Jack Torrence en “El Resplandor”

La escena de El resplandor en donde Jack Nicholson dice la frase: “¡Aquí está Johnny!”, Kubrick mandó repetirla hasta 157 veces, con lo qué se convirtió en las más repetida en la historia del cine. Le sigue en el ranking Con faldas y a lo loco. Concretamente el momento en el que Marilyn Monroe pregunta “¿Donde está el bourbon?”. Hubo que repetirla 59 veces. Regresando al filme de Kubrick hay que señalar como curiosidad que el plano en el que Jack Nicholson asoma amenazadoramente su cabeza a través de la puerta del cuarto del baño está copiado de otro idéntico de un filme mudo de Victos Sjöström, La carreta fantasma.

2. La película con más tacos (groserías)

Scarface, por supuesto la versión rodada en 1982 por Brian DePalma y protagonziada por Al Pacino, tiene “el honor” de ser el filme con más tacos de toda la historia. La boca de su protagonista, el gánster cubano Tony Montana, es una auténtica letrina, ya que en toda la cinta se sueltan 303 palabrotas, lo que equivale a una media de un taco cada 29 segundos. Y El gran Lebowski de los hermanos Coen tiene el record de ser el filme en el que más veces se pronuncia el término “fuck”, joder; un total de 243 veces.

robert-de-niro-13. El actor que más veces ha muerto

Robert de Niro encabeza la lista con 14 muertes en sus diferentes cintas. Sus personajes murieron en las películas: Bloody Mama, Bang the Drum Slowly, Mean Streets, Brazil, The Mission, Cape Fear, This Boy’s Life, Mary Shelley’s Frankenstein, Heat, The Fan, Jackie Brown, Great Expectations, 15 Minutes, Hide and Seek. Una de sus actuaciones más celebradas fue cuando interpretó a Max Cady en Cape Fear.

4. La película más larga de la historia

El filme más largo de todos los tiempos tiene un título que le viene al pelo: Tratamiento contra el insomnio. Dura 87 horas, es decir, más de tres días y medio. La cinta consiste en una única secuencia en la que puede verse al poeta Lee Groban leyendo una composición de 3400 páginas. Solo se ha proyectado de forma íntegra en una ocasión. En cuanto a filmes comerciales, el más extenso es Berlín Alexanderplatz, de Rainer Werner Fassbinder, con doce horas de duración. Le sigue Secretos de un matrimonio, de Ingmar Bergman, con ocho horas de metraje. Las dos partes de Novecento de Bernardo Bertolucci suman casi seis horas. Y cinco son las que duran Érase una vez en América de Sergio Leone y Misterios de Lisboa de Raul Ruíz.

Erase una vez en America (1984), Sergio Leone

Érase una vez en America (1984), Sergio Leone

Adoor Bhasi, polifacético actor indio

Adoor Bhasi, polifacético actor indio

5. El actor con más papeles

El actor que más películas ha hecho ha sido el bengalí Adoor Bhasi (en la foto), que trabajó nada menos que en 590 filmes. Le sigue en el ranking el estadounidense Tom London, un intérprete que realizó roles secundarios en 512 filmes, la mayoría westerns, incluyendo algunos tan famosos como Solo ante el peligro. El tercero en el podio de los ganadores es Bud Osborne, otro característico del western, cuya filmografía asciende a 505 títulos.

6. El decorado más usado

El escenario más utilizado en toda la historia del cine es el Culver City, un plató al aire libre situado en California. Allí se rodaron filmes como Ave del paraíso y todas las películas de Tarzán. También la escena de la aldea indígena de King Kong, y la mayor parte de las secuencias de exteriores de Lo que el viento se llevó. Rizando el rizo, los decorados de la aldea de King Kong fueron quemados en la escena del incendio de Atlanta de Gone with the wind.

Estudios Culver, con los platós más usados

Estudios Culver, con los platós más usados

7. Actores que se multiplican

El intérprete que más papeles ha interpretado en un mismo filme fue el británico Rolf Leslie, quien encarnó a 27 personajes distintos en Sixty years of a Queen. Le siguen a mucha distancia el español Paul Naschy con sus doce papeles en El Aullido del diablo y Alec Guinness que hizo ocho papeles, uno de ellos femenino en Ocho sentencias de muerte.

Jacinto Molina Álvarez, conocido como Paul Naschy

Jacinto Molina Álvarez, conocido como Paul Naschy, en El aullido del diablo