La Loteria de “El Niño”

EL NIÑO

Daniel Monzón es un experto en encontrar y desarrollar fuentes de atracción para el espectador en sus películas. Son elementos magnéticos que introduce sobretodo en el guión y en el reparto. Como ya hiciera en Celda 211, en El Niño crea una ambientación que alejándose de lo cotidiano, tiene personajes y relaciones que no dejan de ser humanamente cercanos, lo que consigue involucrarnos desde el primer cuarto de hora de película. La fraternidad natural entre Niño y el Compi, y de Tosar con su compañero junto con los gags y guiños de humor con acento gaditano le dan una solidez que colabora mucho con el dinamismo que en un género que depende mucho del ritmo, es fundamental.

131999

Como en la mayoría del cine español contemporáneo, la película tiene un final inusual y se sale de los tópicos, dándole un realismo que tanta falta hacía en el cine clásico, tan romántico y evasivo. Y nos encanta porque sentimos que esa historia podría habernos pasado a cualquiera, porque ocurre bastante cerca de nosotros, porque era impensable que un thriller de esta categoría estuviera al alcance de españoles. No es una Jungla de Cristal, tan ajena y poco tangible, no es Corrupción en Miami (gracias a dios), y no por falta de épica ni efectos especiales, pues el impecable trabajo de producción está a la altura de los estudios de Hollywood, sino porque es veraz, es cercana y tiene una identidad muy personal, manteniendo un listón alto de complejidad argumental. Y lo que he llamado efectos especiales, es en realidad un increíble trabajo de rodaje, pues las escenas de acción fueron filmadas in situ (la goma navegaba de verdad y el helicóptero volaba de verdad). Espectacular.

 

Como decía, el arma potente de Monzón se suele refugiar también en el reparto. El equipo secundario es de fiar, veteranos de nuestro cine y gente con galones, a saber Eduard Fernández, Sergi López, Jesús Carroza… Pero no cabe duda de que el éxito y el tirón de este filme viene por otro lado. Luis Tosar, para mí el mejor actor español del momento, da la talla a la perfección y hace lo de siempre; llenar la pantalla, alimentar al espectador cada vez que le enfoca la cámara y mira, sonríe o habla. Sin embargo esta vez pierde el protagonismo magnético que tuvo en Celda, y es este nuevo chaval guapete de ojos azules, con presencia y serenidad arrolladora y salero andaluz el que coge el testigo. Aunque es evidente su falta de experiencia interpretativa, como decían por ahí, siendo más guapo que Mario Casas, no actúa peor que Miguel Ángel Silvestre. Y es que, como aquél, se refugia precisamente en el tono cotidiano de la película para ganarse al público con miradas penetrantes y bromas entrañables, aprovechando el innegable ángel que tiene. Pues bienvenido sea, al director le ha tocado la loteria, la del niño que le ha hecho ganar el órdago que lanzó al ficharle como elemento atractivo de su fantástico thriller.

 

Y esta vez hay que decirlo, qué gozada es el buen cine español!

 

Ignacio Peña Kindelan

Anuncios

NOSTALGIA: cine de la infancia

Hoy me tomo la libertad de escribir algo personal. Y se trata de un ejercicio que todos deberíamos hacer alguna vez, pues la nostalgia es como la sarna, que con gusto, no pica. A ese gusanillo que se mueve dentro de ti al ver escenas de películas que veías cuando eras pequeño, al escuchar canciones que te sabías de memoria a los 7 años, conviene alimentarlo de vez en cuando. Y aquí va una pequeña dosis para el mío, dedicada también a mi hermano, que reirá y llorará como yo he hecho al revivir tantos momentos que compartimos delante de una televisión.

Imagino que más de uno compartirá estos recuerdos. Espero que disfrutéis y os sirva para lanzaros a darle una pensada a vuestra lista nostálgica. Es una búsqueda difícil, pero entrañable!

Me permitís que ponga vídeos de las películas que más añoranza me han creado, qué sensación, oye!

Empecemos por algo común a todos…

DISNEY

Walt Disney fue y es, gracias a su legado, el padre del cine infantil, sin reproche alguno. Desde los años Treinta, este creador de historias y fantasías ha deleitado a todos los infantes del mundo occidental. Y es que sus obras no pasan de moda, nunca pasarán. Fue un genio adelantado a su época, un maestro en la concepción y ejecución de fábulas maravillosas. Y aprovecho este post para repasar las películas que todos hemos visto. Recordemos…

.
OBRA DE WALT DISNEY PRODUCTIONS

ANIMACIÓN

-Silly Symphonies (1929-39) 

-Blancanieves y los siete enanitos (1938)
-Ferdinando el toro (1938) 

-El sastrecillo valiente (1938) – El debut de Mickey Mouse, Pluto, Donald y compañía
-El patito feo (1939)
-Pinocho (1940)
-Fantasía (1940)

-Dumbo (1941)
-Bambi (1942)
-La Cenicienta (1950)
-Alicia en el país de las maravillas (1951)
-Peter Pan (1953)
-La dama y el vagabundo (1955)
-La bella durmiente (1959)
-101 dálmatas (1961)
-Merlín el encantador (1963) 

————————————————————- muerte de Walt Disney

.
-El libro de la selva (1967)
-Los aristogatos (1970)
-Robin Hood (1973)
-Popeye (1980)
-Tod y Toby (1981)
-La sirenita (1989)
-El príncipe y el mendigo (1990)
-La bella y la bestia (1991)
-Aladín (1992)
-Pesadilla antes de Navidad (1993)
-El Rey León (1994)
-Pocahontas (1995)
-Toy Story (1995)
-El jorobado de Notre Dame (1996)
-Hércules (1997)
-Mulán (1998)
-Bichos (1998)

PELÍCULAS DISNEY CON PERSONAJES REALES

-Merry Poppins (1964)
-El abuelo está loco (1967) 
-Chity chity Bang bang (1968)
-Flubber y el profesor chiflado (1997)
-George de la jungla (1997)
-El inspector Gadget (1999)

.
Disney aparte, y aquí ya derivo a lo más personal, a mi selección de recuerdos de la infancia:

Películas de los Noventa, dirigidas a los niños de mi generación, como:

-BAG: Mi buen amigo gigante (1989) 

-Solo en casa (1990)
-El guardián de las palabras (1994)
-Casper (1995)
-Jumanji (1995)
-Space Jam (1996)
-Matilda (1996)
-Borrowers (1997) 

-El príncipe de Egipto (1998)
-El dorado (2000)

Clásicos y no tan clásicos del cine, de la mano de mi abuelo

-Las aventuras de Robin Hood (1938) – El bueno de Errol Flyn y su eterna sonrisa 

El Mago de Oz (1939)
-Las minas del rey Salomon (1950)
-El mundo en sus manos (1952)
-Siete novias para siete hermanos (1954) 
-Ben Hur (1959)
-West side story (1961)
-Sonrisas y lágrimas (1965)
-La carrera del siglo (1965) 

-Tarzán (1967) 

-ET (1982)
-La princesa prometida (1987) 

-¿Quién engañó a Roger rabbit? (1988)

Como siempre, quedan miles que me dejo en el tintero, seguiré pensando en ello.

Y termino con otro de los fenómenos que marcaron nuestra infancia ante el televisor

.

NUESTRAS SERIES

-Tom y Jerry
-El Correcaminos y el Coyote
-Los Pica Piedra
-Power Rangers 

-Dragon Ball
-Simpson
-Pokemon
-Oliver y Benji
-Evangelion
-Pipi Calzaslargas
-Los Cinco
-La banda del patio
-Las tortugas Ninja
-Doraemon
-El laboratorio de Dexter
-La máscara

.
Definitivamente… cualquier tiempo pasado, fue mejor.

Ignacio Peña Kindelan

El secreto de El secreto

EL SECRETO DE SUS OJOS

Lamento mucho no haber visto esta película antes. Recuerdo cuando mi señor padre hace 4 años, llegó a casa con mi madre con un desasosiego que ocultaba una amplia sonrisa. “Después de mucho tiempo, he disfrutado del cine como se merece”, dijo. Idiota de mí, que por aquellos tiempos, aun sabiendo que mi viejo es un sabio, era un tanto perezoso, no la vi. Ayer, con la compañía de mi gran compadre Antonio, le dimos al play.

se-viene-remake-gringo-de-el-secreto-de-sus-ojos

Aunque el verdadero “secreto” de la película es el apoteósico Ricardo Darín, comencemos por el guión. Contada en dos tiempos de forma magistral, la historia podría ser como cualquier otra de las muchas americanadas que tantos años llevamos viendo en el cine y en televisión. Asesinatos, investigaciones, rivalidades, historia de amor, etc. Y entonces, qué marca la diferencia? Por qué me ha gustado tanto este filme? Para empezar, aúna comedia, drama, romance y thriller de una forma sutil, como la seda. Y creo que su éxito se basa en la ambientación, la intención de reflejar la calidez de las relaciones y comportamientos de carácter latino. Con latino me refiero al de los pueblos antiguos del mediterráneo y sus colonias. Pueblos donde las conexiones humanas han tenido un peso esencial en la evolución. Donde las historias de amor son auténticas, las pasiones son más profundas y el humor más espontáneo. Pues bien, creo que esta es la clave de la película, como la fue en La vida es bella, Intocable, Mar adentro, Cinema Paradiso y un largo etcétera.

Cada personaje tiene su rol a la hora de cocinar el gran plato que tan buen sabor de boca deja. El entrañable papel de Sandoval, alcohólico amigo fiel, aporta la dosis de humor y fraternidad; el jefe es el que todo trabajador ha tenido alguna vez; el carácter irascible del asesino lo define a la perfección; la personalidad inteligente y cuerda pero coqueta de la Doctora nos hace a todos enamorarnos un poquito; y el enigmático comportamiento del marido es el perfecto click para ese sobrecogedor final, que además pone al espectador en un dilema de juzgar la jugada del tipo.

Y Ricardo Darín…

ricardo_darinEs el prototipo, el modelo de actor latino, un contador de historias que alcanza la perfección interpretativa utilizando el más simple de las herramientas para dar credibilidad a su personaje: ser él mismo. Darín modela al personaje, y no al revés. Esto se puede tachar de falta de recursos, o de déficit de registros, pero si pensamos en la esencia de la escuela interpretativa, cuyo principal objetivo es transmitir, convencer y representar un personaje con el que el público se sienta identificado, la sobreactuación, la tendencia camaleónica de algunos actores se traduce, casi siempre, en mediocridad disfrazada de polivalencia. El truco de los grandes actores está en “¿cómo te comportarías tú si estuvieras en las circunstancias de tu personaje”. Y es lo que hace Ricardo. No me entendáis mal; utilizan SUS gestos, SU sonrisa, SU mirada. A partir de ahí, actúan. Si no que se lo digan a Marlon Brando, Paul Newman o Charlton Heston.

Retórica aparte, la cuestión es que Ricardo Darín se comporta en el papel como un ciudadano de a pie, absorbiendo la atención del espectador regalando espontaneidad mediante pequeñas dosis de ironía, romanticismo, carácter y benevolencia. En resumen, credibilidad.

Decía en una entrevista que el principal motivo por el que no quería irse a Hollywood, honestidad y rechazo a dar el salto a la parafernalia de la fama y el dinero aparte, era que perdería su pasión, intensidad y fiabilidad al tener que interpretar en una lengua que no es la suya. Porque para actuar uno necesita pensar, dice.

El (no) romance de Espósito y la doctora es maravilloso, es la perfecta expresión de los sentimientos más auténticos del hombre. Una sensación que todos hemos tenido alguna vez, de adoración y enamoramiento reprimido por miedo, timidez, respeto…
La genial metáfora de “cierra la puerta” describe la sutileza de toda la obra.

En fin… fabulosa película, cuya pincelada final es la banda sonora que acompaña cada momento a la perfección.

Que viva el cine!
“Ya no se si es un recuerdo o el recuerdo de un recuerdo lo que me va quedando, ¿se da cuenta?”

“¿Cómo se hace para vivir una vida llena de nada?”

“Usted dijo perpetua”

Ignacio Peña Kindelan

Las mejores series dramáticas y de acción

En los últimos años son innumerables las muestras de la evolución de la calidad de las producciones televisivas, hasta el punto de convertirse en escaparate para el lucimiento de actores consagrados de Holywood y de las jóvenes promesas que tratan de hacerse camino.

game_of_thrones

Todos los géneros se ven representados, hasta la más compleja de las fantasías como es el caso de Juego de Tronos, una enorme producción de la HBO cuyos escenarios, cuya crudeza, interpretaciones y emoción ha enganchado ha millones de seguidores, convirtiéndola en una de las series que más engancha del panorama actual.

Tan hipnótica como Homeland, un thriller inteligente que no ha podido dejar indiferente a nadie.

6a00d8341bfb1653ef017c38b310d5970bAunque si hablamos de dejar indiferente, quién no se ha quedado de piedra ante los giros narrativos de Breaking Bad, que con el protagonismo del duo Bryan Cranston – Aaron Paul ha conseguido embaucar a su legión de espectadores en un vaivén de emociones. Con razón tras su final ha sido una de las series más aduladas de la historia.

Boardwalk Empire es otro ejemplo de como la televisión puede alcanzar la calidad de las producciones cinematográficas. Buscemi, Shannon y el resto del elenco nos hacen participar de historias que nada tienen que envidiar a las mejores películas gangsteriles de Brian De Palma, Scorsese (productor de ésta) o Copolla. La violencia, el suspense, el sexo y cualquier otro ingrediente del buen cine negro está presente en la serie. 

Hasta el género de superhéroes empieza su camino en la tele, donde cabe destacar los buenos resultados de Arrow, el héroe encapuchado de DC comics, y el futuro estreno de Gotham, basada en el universo Batman, aunque sin éste presente.

The_Walking_Dead_Andrew_Lincoln_ZombieEl género de suspense prolifera sin parar, con ya clásicos de la tv como The Walking Dead o American Horror Story, que siempre encuentran como volver a engancharnos, con adaptaciones de películas como Hannibal, Drácula (aunque no alcanzan el nivel de las  originales) o con series nuevas como la reciente Ray Donovan.

 

Este año además despediremos a Dexter, el asesino más simpático de la TV.

La moda del género de vampiros tiene su máximo exponente en True Blood que crea un verdadero drama social, cómico y tenebroso al mismo tiempo.

Apartado especial para Mad Men, una serie extraña, no pasan grandes cosas pero mantiene nuestro interés con personajes sugerentes como el ya mítico Don Draper.

madmen04neww

Entre la comedia y el drama, Shameless, que nos enseña la escatológica vida de los Gallagher con una inmensa interpretación de William H Macy. Una serie que tiene cuerda para rato, cada capítulo es una disparatada historia que nunca queremos que acabe.

Todas estas recomendaciones son apropiadas para que, en caso de querer pasar un rato agradable en cualquier género, queden satisfechos.

José Mª Mtnez Reixa

La originalidad en el cine

Hoy en día cabría preguntarse si está todo hecho en el cine.

La respuesta es definitivamente que no, ya que pese a la proliferación de remakes y de secuelas de grandes películas, cada poco tiempo surgen películas o directores que siguen sorprendiéndonos con su originalidad.

Originalidad diferente en cada caso. A continuación veremos algunos ejemplos de las películas más originales o innovadoras del cine y su porqué.

Si hablamos de originalidad, hablamos de un nombre propio de nuestros días, Christopher Nolan, uno de esos directores que no puede encuadrarse en ningún género y en ninguna corriente. Representa una visión distinta de cómo hacer cine, un nuevo estilo que comenzó

con la peculiar Memento y que siguió con El Truco Final, pasando por su realista versión de Batman, hasta el soñador y sobrecogedor mundo propio de Origen, la más ambiciosa película fantástica del nuevo siglo.

Hay otros nombres propios cuya estética no se puede obviar como es la de Terry Gilliam por ejemplo con sus 12 monos. Shyamalan, ostenta su originalidad, en lo sorprendente de sus argumentos, con un gran resultado en películas como El Protegido, El Sexto Senido o El Bosque.

Shutter Island _Wallpaper.jpgLa sorpresa narrativa es un buen instrumento para dar cabida a la originalidad. Originalidad argumental como la de El Club De La Lucha o Seven, ambas de David Fincher , o como la de Shutter Island de Scorsese, un maravilloso rompecabezas con un final genial.

La originalidad puede verse en el tratamiento de temas no vistos hasta la fecha, como ocurrió con Star Wars en su día o como por ejemplo retrato Ang Lee en Brockeback Mountain con una innovadora historia de amor.

Esta originalidad puede representarse mediante visiones más arriesgadas y oscuras pero igualmente innovadoras, como ocurre en La Naranja Mecánica de Kubrick en Funny Games de Haneke o en Saw de James Wan.

El cine de terror es una muestra de cómo la originalidad puede hacer de una película sin presupuesto, una película de culto. Lo apreciamos en la nueva estética de El Proyecto de la Bruja de Blair o Paranormal activity o de Buried del español Rodrigo Cortés.

Esa misma originalidad con falta de presupuesto la ha demostrado Kevin Smith en sus comedias Clerks o Dogma, atreviéndose con irreverentes diálogos inéditos hasta entonces.

320572.jpg

Si hablamos de estética hemos de hablar de Tarantino y su Pulp Fiction, donde mezcla géneros (violencia y comedia) con un gran resultado.

Necesario hacer referencia a Mel Gibson utilizando el arameo en la atrevida La Pasión. Así mismo, Matrix fue una autentica revolución, dando cabida a un revolucionario uso de los efectos especiales en una compleja historia.

Podemos referirnos como original a lo pionero, a aquello que cambió la manera de hacer cine desde entonces, como El Exorcista, Tiburón o Psicopsis, que establecieron fórmulas repetidas hasta la saciedad creando géneros propios como el caso del slasher en el caso de Psicosis (donde encontramos otro pionero del género de terror, Halloween).

Nuevos títulos como La Cabaña en el Bosque o The Purge, o sagas gamberras como Kick Ass, siguen demostrando que la originalidad no tiene fin y el cine por tanto tampoco.

José Mtnez Reixa

Tiburón y otros monstruos en el cine

Soy de esas personas que no pueden pasar un verano sin ver la película Tiburón (1974), la obra maestra dirigida por Steven Spielberg, y este verano no ha sido una excepción.

Sólo perduran en la historia aquellas películas que rememoran cada vez que son vistas, la misma sensación de la primera vez de su visionado.

Ahora, la gran pregunta: ¿Pasa algún verano sin que, alguna vez que os metéis en el agua, os acordéis de la terrorífica sensación que os provocó la película?descarga (6)

Hay multitud de factores que han podido provocar que esta obra maestra se haya anclado en lo más profundo del subconsciente de toda una generación. Tal vez fuera el innovador uso de la cámara de Steven Spielberg bajo el agua, el propio respeto hacia el espléndido animal protagonista de la película o la legendaria composición de John Williams, cuya tensión no ha sido superada (no es una gran idea acordarse de la banda sonora cuando uno nada solo en alta mar…).

La extrema dificultad de su rodaje y la arriesgada apuesta por un director joven, pese a la buena acogida que en su día tuvo la novela en la que está basada la película, nadie podía imaginar en el fenómeno de masas en que se convertiría la película. Una película de culto, que batió todos los récords de taquilla.

king-kong

Alguno le pondrá pegas a la manera en que está hecho el animal que sale en la película, en mi opinión ninguna de las recreaciones, exclusivamente virtuales, del animal en las películas modernas sobre tiburones (Deep Blue Sea, Shark Knight) se acerca a la sensación de realidad que esa criatura provocó en los años 70.

De hecho ninguna secuela o película que haya imitado el canon artístico que impuso Spielberg ha alcanzado un éxito parecido. (Tal vez Tiburón 2 mantuvo un buen nivel respecto de su predecesora).

images (15)

Fue el propio Spielberg el que repitió éxito con Parque Jurasico, donde unos

enormes dinosaurios cambiaron por completo las posibilidades del ¨cine de monstruos¨.

No soy ningún fan de las antiguas películas sobre criaturas, que debido a las pobres posibilidades, apenas producían impacto.

descarga (2) (1)

No obstante la percepción de este género cambió en los finales de los 70 y 80 con el

clásico Alien, de Ridley Scott y algún remake de clásicos como King Kong (sin haber llegado a

la perfección alcanzada por Peter Jackson en la versión más moderna) cuando este tipo de películas dejaron de ser de serie B.
En los 90, fueron varias el regreso a las historias antiguas de monstruos pero con mejores efectos, como en el caso de Godzilla, la bien recibida Anaconda o la entretenidísima Temblores.

En el nuevo siglo son varias las innovaciones que hemos encontrado, ya en Hollywood con Monstruoso o en Japón por ejemplo con The Host.

Dentro de poco se estrenará una versión de Godzilla protagonizada por Aaron Johnson y Brian Cranston. También se habla de un remake de Tiburón, desde luego a este género le queda cuerda para rato.

José Martínez Reixa