Martin Scorsese

Este director es considerado el más influyente de su generación, contando entre otros reconocimientos con un Oscar por Infiltrados y tres Golden Globe.images (17)

Hacer un repaso de su filmografía consiste en revivir emocionantes películas basadas en la potencia de sus imágenes el impacto y la violencia de las historias y una obvia atracción hacia la vida gangsteril (fundamentalmente la italoamericana).

Scorsese firma a lo largo de su aún prolífica carrera una decena de indiscutibles obras maestras del cine de las que a continuación haremos un comentario valorativo.

Su primera gran película fue Malas Calles en la que contaba con los que ya eran y seguirían siendo dos de sus actores fetiche, Robert De Niro y Harvey Keytel.

Ya era plenamente visible la atracción del director por la mafia y la violencia.

Estos ingredientes se repetirían así como su protagonista en su clásico más comentado, Taxi Driver.

Una extraordinaria interpretación de De Niro sirve como conducto para recorrer las calles de New York en su faceta más cruda. Es realmente agobiante la obsesión, la soledad y la cotidianidad que otorga Scorsese a la vida del taxista, que sólo consigue salir de esa situación a través de situaciones oníricas.

Una película abierta a interpretación y cuya principal baza, que es la interpretación de De Niro es tan oscura y obsesiva, como la que realizaría el mismo en Toro Salvaje, también de Scorsese y que le valdría un Oscar. Ryan Goslyng en Drive, el contrapunto de Taxi Driver en el nuevo siglo, se aproximaría a su nivel más tarde.

sddfd

En New York presenta otra de sus atracciones, el musical, al igual que en ¡Jo, qué noche! se introduce en el género cómico, o en el suspense, con El Cabo del Miedo y la reciente y deslumbrante Shutter Island (una lección de hipnótica tensión y paranoia que crea un clima y una atmósfera desasosegante que no es sino el fondo de una brillante y sorprendente historia).

Pese a su polivalencia y la dirección de buenos dramas como La edad de la Inocencia,descarga (7) El color del Dinero, La última tentación de Cristo o La reciente Hugo (un verdadero canto al cine y la imaginación) donde siguió con un cine crítico y atrevido, es el género mafioso donde más éxito ha encontrado el director.

Scorsese ha realizado tres películas maestras dedicadas a este género, sin desmerecer con esto a Gangs of New York.

Uno de los nuestros, para mí, la mejor. Una película sencillamente genial. Imprescindible para los amantes del género.

Casino, otro espectáculo brutal. Otra lección magistral de cine frenético y arrollador sin concesiones. Ambas películas te atrapan en una desgarradora y violenta espiral de entretenimiento.

Por último, la última gran obra maestra del cine mafioso de Scorsese es Infiltrados.

La clave por la que esta es una de las mejores películas del genio Scorsese es por su magistral guión. Una película vibrante que lo tiene todo (suspense, gracia..) . Dos horas y media absorbentes que se hacen cortas.

Seguiremos atentos a los nuevos trabajos del director.

José Mª Mtnez Reixa

Anuncios

M. NIGHT SHYAMALAN – Director amante de lo paranormal

El cine de suspense del principio de siglo, ha estado marcado irremediablemente por el peculiar toque del maestro Shyamalan.

Este director de origen indio, tiene el honor de haber dirigido las primeras obras maestras del cine de suspense del siglo XXI.

Su primera gran película es El sexto sentido, película marcada por una atmósfera genial, es realmente brillante la manera en que nos hace pasar miedo y que a la vez tenga esa credibilidad que les falta a otras películas que se alejan de la realidad.

elprotegidonm6qq2ci2Probablemente contiene uno de los finales más sorprendentes de los últimos tiempos.

Con El Protegido, consolidó su manera de entender el cine como puro entretenimiento.

Una historia realmente original relatada con una absorbente tensión.

Una película genial en cuya secuela se está trabajando.

 

Especial predilección siento por Señales. Shyamalan desconcierta e innova al tratar un tema tan universal como el de una invasión alienígena, desde una perspectiva minúscula, el de una familia apartada del mundo en una granja norteamericana.

En ese clima aislado, la sensación de pánico es mayor.

Al entretenimiento y la tensión propios del director se suma la elegancia con que trata el misterio que encantará a los amantes de este.

Una pequeña joya, distinta a cualquier otra película del género.

 

Esa elegancia a la que hacía mención antes, se hace aún más patente en El Bosque, quizá su mejor obra maestra, una obra maestra con letras mayúsculas, totalmente infravalorada por el público, no así por la crítica, ya que es seguramente una de las mejores historias de misterio del cine moderno.

Es una historia clásica, con reminiscencias de Caperucita Roja, pero en un clima inquietante e inteligente.

Es una película que contiene menciones a otros géneros como el drama o el romance.

Una fábula maravillosamente poética, llena de imaginación, donde destaca la música de James Newton Howard.

Lajovendelagua1

Tras estas cuatro obras maestras, el joven director realizó la curiosa y dignísima La Joven Del Agua.

Un verdadero cuento, inspirado en los que el director solía contar a sus hijas, que es realmente precioso.

Interconectado a la realidad a través de una serie de personajes únicos, en los que destaca Paul Giamatti, con una maravillosa banda sonora de James Newton Howard, estamos probablemente ante su película más ambiciosa.

 

Tras la decepcionante pero original El Incidente, Shyamalan pareció estancarse con Airbender, pero nadie duda de que este director seguirá fascinándonos con historias impagables.

Actualmente tiene en cartelera su última película protagonizada por Will Smith, After Earth. Esperamos impacientes a su estreno en España, para ver si el tirón de Will en películas apocalípticas junto con la innegable calidad del director indio, le ponen de nuevo en la cumbre de las producciones de este curioso género.

m_night_shyamalan

 

 

José Martínez Reixa

LOS HERMANOS COEN

Pocos directores pueden enorgullecerse de haber creado un género propio, inclasificable, diferente a los demás, formado únicamente por las películas de un solo realizador.

Les hablo de uno de ellos, en este caso de dos hermanos, que ya sea en la dirección o en la elaboración de guiones, es un dúo único y especial.

Al igual que en la literatura existe gente con un don especial para contar historias, los Coen lo tienen, ni más ni menos que porque ellos son escritores también, ya que todas sus películas tienen un guión firmado por ellos.

Aunque también firman el guión de otras películas en las que podemos identificar claramente su seña de identidad, como en el caso de la estupenda Bad Santa, una genial y original sátira navideña, en la que crean una especie de espíritu anti-navideño.

INICIOS

Sus primeras películas ya daban muestras de lo que podíamos esperar de ellos.

Arizona Baby, combinaba la ternura y la agresividad con un agradable resultado. Fue el primer papel relevante de Muerte entre las floresNicolas Cage.

Muerte Entre las Flores, quedará ya como una obra maestra del cine negro, reinventado por estos hermanos, en una película deslumbrante.

Barton Fink, sigue la estela de las dos anteriores, aunque con menos gracia y soltura.

Ya podíamos intuir desde el principio que la fidelidad de los Coen con sus actores sería eterna, como vemos con John Goodman, Steve Buscemi, Frances Mcdorman, George Clooney, el genial Jeff Bridges, John Turturro y Jon Polito entre otros.

Y estos actores devolverían esa confianza con estupendas y brillantes interpretaciones.

90’s

Frances McDormand en Fargo

Frances McDormand en Fargo

A continuación, finalizando los 90, llegarían sus dos mejores películas hasta la fecha:

FARGO

Los Coen consolidan su dominio del humor negro en esta espléndida historia, con unos personajes tan brillantes como bien interpretados.

EL GRAN LEBOWSKY

Debo detenerme un poco más al hablar de la que es sin duda alguna, una de las mejores comedias de la historia del cine.

Una película absolutamente delirante, en la que dejar de reír resulta imposible, que nos presenta a uno de los mejores personajes del cine moderno, El Nota, en un cúmulo de situaciones surrealistas y desternillantes.

Imprescindible para cualquier interesado en el cine, con unos enormes Jeff Bridges y John Goodman.

Además tiene el dudoso honor de ser la película en que más veces se repite la palabra ¨Fuck¨.

2000

Entrados en el nuevo siglo realizaron una serie de comedias fáciles de digerir como Ladykillers, O brother, where Art Thou? y Crueldad intolerable, pero todas con un sello reconocible de calidad, entre las que destaca El hombre que nunca estuvo allí, donde regresan a su cine más negro.

Surrealismo de lo más atractivo en forma de comedia. La genial extravagancia del personaje de Tom Hanks  (Ladykillers, 2005):

Su mejor nivel está presente en sus películas más recientes:

No es país para viejos, es una hipnótica y cautivadora intriga que es capaz de helar la respiración de cualquier alma.

Quemar después de leer, es una de sus mejores comedias, absolutamente hilarante con momentos reales de genialidad. Destacan las actuaciones de Brad Pitt y John Malkovich.

Pertenecientes a la religión judía, realizan su película más ¨rara¨ y a la vez sincera que han realizado, Un tipo serio.

Un retrato de sus experiencias que les sirven para parodiar una cultura que conocen.

valor-de-leyy

Jeff Bridges en Valor de Ley

Sorprendente fue la adaptación de Valor de Ley, mostrando la capacidad de adaptar el gen Coen a cualquier género.

Dotan a la película de una seriedad que da a esta un aire de trascendencia mayor que a otros de sus filmes.

Lo que más resalta en la película así como en No es país para viejos o Muerte entre las Flores, es la genial realización de la que son capaces de hacer gala estos hermanos.

Han alcanzado una brillantez técnica a la altura de la de sus guiones, al nivel de los más grandes realizadores.

Hasta ahora han ganado 4 premios Oscar.

Recientemente acaban de terminar su alabado último proyecto; .

Aún a la espera, me parece imposible que cualquier proyecto próximo de los Coen pueda decepcionarnos.

José Mª Mtnez Reixa

BEN AFFLECK Y OTROS CASOS

affleck-the-town1

Hablar de Ben Affleck a día de hoy, no es como si lo hiciéramos hace 5 años, más o menos.

Y eso es porque, mientras hoy le reconocemos su extraordinaria labor como director, antes había quién ponía en duda su labor como actor. Y no es sino como veremos ahora, tan solo uno de muchos casos de directores que no lograron consagrarse como grandísimos actores, pero sí lo hicieron detrás de las cámaras.

Antes de ponerse tras las cámaras, identificamos a Ben Affleck con películas como Pearl Harbor, Armageddon, Persiguiendo a Amy o Dogma (colaborando con el director Kevin Smith), Will Hunting (con guión suyo que fue merecedor de Oscar, donde ya se veían alguna de sus aptitudes), Pánico Nuclear, Smoking Aces o la gran La Sombra Del Poder. Pero también con otras películas con interpretaciones o  repercusión mucho menores, tales como Daredevil, Paycheck, Qué les pasa a los hombres, Algo que contar, Una chica de Jersey o Gigli. Con tal currículum se puede decir que es un actor de éxito, pero como siempre se ha dicho que tal vez no ha tenido demasiado ojo a la hora de elegir papeles.

Pese a todo, también protagoniza las películas que dirige con un más que buen resultado, pese a que aún no ha optado a ningún premio por ello.

Como director, sorprendió con su primer largometraje Adiós, pequeña Adiós, un thriller tan complejo e incómodo como portentoso y apasionante.

The Town, Ciudad de ladrones, fue tan solo la constatación de su talento.

Otro thriller muy ambicioso, que con un excelente ritmo, retrata las peripecias de un grupo de delincuentes inmersos en una historia que ostenta tanto credibilidad como acierto en su realización.

Ni que decir tiene, que su última película Argo, es sin duda la referencia de su cine hasta ahora.

La recién nombrada mejor película de 2012, es una magnífica intriga, tan tensa e inteligente como entretenida y eficaz. Un asombroso divertimento.

Tras hablar del bueno de Affleck, es menester nombrar a otros directores que han dejado su huella en el cine por su dirección más que por su actuación.

EASTWOOD (Clint) podemos reconocerlo como actor sobre todo por sus papeles de tipo duro en los 70 y 80, ya sea en Western con la trilogía de Sergio Leone o en un cine de acción pionero con la saga de Harry el sucio. Pero es protagonizando sus últimas películas en donde hemos encontrado su mejor faceta como actor, y por supuesto como director.

arts-graphics-2007_1177744a

Porque Eastwood, no sólo es uno de los directores que más películas ha realizado, sino que gracias a sus inolvidables (Los puentes de Madison, Sin Perdón) y más recientes obras maestras ( Mistic River, Million Dollar Baby, Cartas desde Iwo Jima, El intercambio) pasará a la historia como uno de los mejores realizadores que jamás existieron.

MEL GIBSON O  KEVIN COSTNER, pese a que, al igual que los anteriores también fueron buenos, afamados y exitosos actores, han dejado su imborrable sello en la industria por dirigir su propia obra maestra, como es Bailando con Lobos en el caso de Costner y Braveheart en el caso de Gibson. Sendos clásicos fueron galardonados con varios reconocimientos, entre ellos varios premios Oscar.

images (1)

TARANTINO  podría citarse también como otro director que pese a su obvia genialidad tras las cámaras (Pulp Fiction, Reservoi Dogs), ha representado algún que otro papel en alguna película (Abierto hasta el amanecer, por ejemplo), sin demasiado éxito.

Ya sea por una faceta o por otra, estos grandes nombres del séptimo arte dejarán su huella para que su genialidad y talento sea disfrutado por todo aquel que se acerque a comprobarlo.

José Mª Martínez Reixa

Alfredo

No recuerdo en qué película le vi por primera vez, ni qué edad tenía yo por aquel entonces (no más de 7 añitos, probablemente), no mentiré, no recuerdo ni siquiera si me gustó o no, pero sí sé que no ha pasado un año desde entonces en el que no haya visto alguna de sus películas.

Sí, yo crecí con Alfredo Landa.landa

No creo que abunde la muchachada de los 90 que conozca a Landa, de hecho, atribuyo a alineaciones astrales el hecho de que yo lo conozca. Porque no es que lo buscase, me lo impusieron y qué queréis que os diga ¡bendita imposición! Como ya he dicho, era yo muy joven (e impresionable, ¡qué demonios!) cuando mi abuelo sacó uno de aquellos VHS que guardaba en el mueble de la tele. Ese mueble era oro puro, podías encontrar desde Brain Donors (1992) con John Turturro hasta Los Violentos de Kelly (1970) con un espléndido Donald Sutherland, pasando por Solo Dios lo Sabe (1957) con Robert Mitchum y Deborah Kerr interpretando a un militar y a una monja que acaban enamorándose (no, desgraciadamente Mitchum no hace de monja). Pero si algo hacía a ese mueble especial era la mayor colección de películas de Cine de Barrio que jamás veré…¿CINE DE BARRIO? En efecto, Cine de Barrio, de la época de Parada. Se antoja cruel ponerle a un chaval que acaba de empezar primaria películas de Cine de Barrio, pero no es que no me importe, es que creo que todo zagal tiene que pasar por esa experiencia y escribirlo…y darle las gracias a su abuelo y tomarse el chocolate de la abuela y no comentarlo con nadie nunca más porque es raro.

A menudo, cuando se habla de lo gran actor que es alguien se hace especial hincapié en su vertiente más dramática, rara vez los homenajes constan de infinitos papeles cómicos memorables, en el caso de Alfedo Landa me parece imposible no hacerlo. Yo, personalmente, tengo debilidad por los actores cómicos y ya hago la ola y doy palmas con las orejas si esos actores demuestran ser capaces de hacer frente a papeles dramáticos con una suficiencia absurda como es el caso de Landa. Y es que este señor fue premiado en Cannes por su papel de campesino en Los Santos Inocentes (1984). Serious business, amigos. Pero como decía, yo no puedo evitar ponerme en pie cuando veo a gente hacer lo que hacía él con un papel cómico.

Alfredo Landa debutó con Atraco a las 3 (1962) y uno ya podía ver que ahí había talento, si bien es cierto que el reparto es de agárrate y no te menees y que el guion es muy bueno y es que ésa es otra historia interesante, aquellos guiones ya no se hacen (fundido a negro). Pero si hay una imagen que siempre asociaré a Alfredo Landa es la de los otros dos grandes baluartes de la comedia ¿española? Mundial: Tony Leblanc y Concha Velasco, un tridente que ni el Barça de Rijkaard. Estos tres especímenes han marcado mi infancia, mi adolescencia y, en resumidas cuentas, mi etapa consciente. Destacaría Los que Tocan el Piano (Javier Aguirre, 1967), La Dinamita Está Servida (Fernando Merino, 1968), Los Subdesarrollados (Fernando Merino, 1967) y Ser Hippie Una Vez al Año No Hace Daño (Javier Aguirre, 1968); y estoy prácticamente seguro de que me dejo alguna. Tony y Concha sacaban lo mejor de Alfredo y el mundo era un poquito mejor cuando se juntaban los tres. Ladrón con pocas luces, botones/ladrón con pocas luces, investigador/mangante con pocas luces y músico con pocas luces, a Alfredo se le daba especialmente bien hacer de tonto, ya estaba Tony para hacer de listo y llevarse a la chica. Hizo de falso mariquita en No Desearás al Vecino del Quinto (1970), se enroló en la armada en Cateto a Babor (1970), una película, ésta última, donde Alfredo alternaba comedia física con sobrio drama; y encarnó el mito del macho ibérico en Manolo La Nuit (1973). Pertenece a esa generación de actores con una filmografía más extensa que un día sin pan, que hacían películas como quien hace churros y las hacían bien. El cine le debe mucho a Alfredo Landa, yo le debo mucho a Alfredo Landa y creo que es un gran ejemplo para todos aquellos que crean en la comedia española, que, en mi humilde opinión, está a la cabeza en la industria.

En definitiva, los Tony Leblanc, Concha Velasco, Antonio Ozores, José Luis López Vázquez, Lina Morgan y Manolo Gómez Bur entre otros formaron la mejor generación de actores cómicos de este país, Alfredo Landa era uno más, no era el más guapo ni el más carismático, pero para mí era el mejor. Jamás se borrará su huella.

Descanse en paz, don Alfredo.

Oklahoma, Oklahoma

Oklahoma el chicle de goma

mascando en inglés

mascando en inglés

y si les preguntas te contestan yes


Barrous

GABRIELE MUCCINO, un creador de grandes historias

GABRIELE MUCCINO

Tras sus comedias románticas en su país natal, Italia, emigró a Hollywood, donde realizó sus tres mejores y reconocidas películas. Por las que hoy reconocemos, que es un director diferente, de los que cuenta historias propias y personales y de los que aporta algo al espíritu de cada persona.

EN BUSCA DE LA FELICIDAD

En busca de la felicidad

En busca de la felicidad

Tal vez, se obvie demasiado su éxito por la interpretación de Will Smith (no es para menos), pero esta película es más que la magnífica interpretación de Smith. Mientras otras películas son manipuladoras, no enganchan, se repiten y pierden parte de su integridad… esta no. Pese a enmarcarse dentro del cine comercial, no utiliza sus posibilidades  y habilidades para manipular, si no para conectar con la historia, de una manera mucho más profunda que con cualquier otra película. Agradable, honesta, transparente, y maravillosa película.

“- Eh! Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo, vale? – Vale. – Si tienes un sueño tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te diran que tu tampoco puedes. Si quieres algo ve a por ello y punto. “

SIETE ALMAS

SieteAlmas(SevenPounds)-2008Algo más grandilocuente que la anterior, rebosa sentimentalismo, algo que no les gustará a muchos o que no les gustará reconocer que les gusta.

Una película sobre oportunidades, una historia profunda de sacrificio por los demás, algo que por sí solo ya la justifica.

Pese a ser sincera y transparente, no alcanza la trascendencia de su premisa.

Lo cual no hace sino aumentar los argumentos a favor de la valentía de Muccino, y su aura de director diferente, que busca en el corazón de los espectadores sin ninguna reserva.

Un buen partido

Un buen partido

UN BUEN PARTIDO

Esta película de Muccino, es claramente clasificable como comedia (menos romántica que más). Su espléndido reparto sostiene la comedia en todo momento, y si apartamos la vista de lo romántico de la cinta, que no termina de funcionar como en sus dos anteriores películas, es perfectamente disfrutable. Una película sobre fútbol, y no sobre soccer, perfecto para el lucimiento de Gerard Butler. Menos pretenciosa, una farsa tremendamente entretenida.

 

 

José Mtnez Reixa.