La originalidad en el cine

Hoy en día cabría preguntarse si está todo hecho en el cine.

La respuesta es definitivamente que no, ya que pese a la proliferación de remakes y de secuelas de grandes películas, cada poco tiempo surgen películas o directores que siguen sorprendiéndonos con su originalidad.

Originalidad diferente en cada caso. A continuación veremos algunos ejemplos de las películas más originales o innovadoras del cine y su porqué.

Si hablamos de originalidad, hablamos de un nombre propio de nuestros días, Christopher Nolan, uno de esos directores que no puede encuadrarse en ningún género y en ninguna corriente. Representa una visión distinta de cómo hacer cine, un nuevo estilo que comenzó

con la peculiar Memento y que siguió con El Truco Final, pasando por su realista versión de Batman, hasta el soñador y sobrecogedor mundo propio de Origen, la más ambiciosa película fantástica del nuevo siglo.

Hay otros nombres propios cuya estética no se puede obviar como es la de Terry Gilliam por ejemplo con sus 12 monos. Shyamalan, ostenta su originalidad, en lo sorprendente de sus argumentos, con un gran resultado en películas como El Protegido, El Sexto Senido o El Bosque.

Shutter Island _Wallpaper.jpgLa sorpresa narrativa es un buen instrumento para dar cabida a la originalidad. Originalidad argumental como la de El Club De La Lucha o Seven, ambas de David Fincher , o como la de Shutter Island de Scorsese, un maravilloso rompecabezas con un final genial.

La originalidad puede verse en el tratamiento de temas no vistos hasta la fecha, como ocurrió con Star Wars en su día o como por ejemplo retrato Ang Lee en Brockeback Mountain con una innovadora historia de amor.

Esta originalidad puede representarse mediante visiones más arriesgadas y oscuras pero igualmente innovadoras, como ocurre en La Naranja Mecánica de Kubrick en Funny Games de Haneke o en Saw de James Wan.

El cine de terror es una muestra de cómo la originalidad puede hacer de una película sin presupuesto, una película de culto. Lo apreciamos en la nueva estética de El Proyecto de la Bruja de Blair o Paranormal activity o de Buried del español Rodrigo Cortés.

Esa misma originalidad con falta de presupuesto la ha demostrado Kevin Smith en sus comedias Clerks o Dogma, atreviéndose con irreverentes diálogos inéditos hasta entonces.

320572.jpg

Si hablamos de estética hemos de hablar de Tarantino y su Pulp Fiction, donde mezcla géneros (violencia y comedia) con un gran resultado.

Necesario hacer referencia a Mel Gibson utilizando el arameo en la atrevida La Pasión. Así mismo, Matrix fue una autentica revolución, dando cabida a un revolucionario uso de los efectos especiales en una compleja historia.

Podemos referirnos como original a lo pionero, a aquello que cambió la manera de hacer cine desde entonces, como El Exorcista, Tiburón o Psicopsis, que establecieron fórmulas repetidas hasta la saciedad creando géneros propios como el caso del slasher en el caso de Psicosis (donde encontramos otro pionero del género de terror, Halloween).

Nuevos títulos como La Cabaña en el Bosque o The Purge, o sagas gamberras como Kick Ass, siguen demostrando que la originalidad no tiene fin y el cine por tanto tampoco.

José Mtnez Reixa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s